español

Felicidades por haber completado los tres módulos. ¿Ahora qué?  Puede que algunos educadores que participen en este curso ya se sientan cómodos y conectados con la ingeniería. Algunos educadores quizás tengan dificultades para verse a sí mismos utilizando prácticas de ingeniería. Podemos esperar una diversidad similar de experiencias entre los visitantes de los museos.

Cómo has experimentado, la ingeniería no se limita a los conocimientos técnicos. La ingeniería es una práctica inclusiva. No es necesario encajar en un molde específico o tener una formación determinada para participar en la ingeniería. Las perspectivas y aportaciones únicas pueden mejorar en gran medida nuestra forma de ver la ingeniería. Habilidades como la comunicación, la resolución de problemas y el trabajo en equipo son partes esenciales de la ingeniería. Estos diversos conjuntos de aptitudes y perspectivas fomentan la colaboración y nos ayudan a abordar los retos desde distintos ángulos, lo que da lugar a soluciones innovadoras y eficaces a problemas complejos.

Utilizar elementos de intercambio de historias es una herramienta que nos permite ayudar a los visitantes a establecer sus propias conexiones personales y centrar sus vidas y experiencias propias en nuestros museos.

Sin embargo, a diferencia del proyecto de investigación DOT, los educadores no suelen tener la oportunidad de compartir una historia de tres minutos con un visitante, ni les pedimos que lo hagan. En cambio, al igual que en los fragmentos destacados en el último vídeo, podemos utilizar elementos de las historias compartidas. Podemos ser explícitos y comunicar a los visitantes que están haciendo ingeniería. Podemos relacionar la utilidad de las prácticas de ingeniería con cosas que ya hacemos: lluvia de ideas, observar a otros, leer instrucciones, explicar por qué ha ocurrido algo. Al conectar las prácticas de ingeniería del Marco C-PIECE con nuestras propias vidas, podemos disponer de estas herramientas para utilizarlas.

En lugar de solo ayudar a los visitantes a completar un reto de ingeniería con éxito, podemos conectar sus procesos con prácticas de ingeniería personalmente relevantes. Por ejemplo, cuando veamos a alguien en una exhibición o cuando estemos ayudando a alguien, podríamos decir algo como: “Veo que estás observando todos los materiales antes de empezar. Yo hago lo mismo cuando preparo la cena. Me gusta sacar todos los ingredientes antes de empezar. ¿Alguna vez sacas todos los materiales antes de empezar un proyecto? (Espera a que compartan) Cuando hacemos eso, estamos utilizando las mismas prácticas que utilizan los ingenieros”.

El objetivo de este DP ha sido que tanto tú como otros educadores informales reconozcan las formas en que las historias personales pueden atraer a los visitantes. Al participar en el intercambio de historias, los visitantes pueden autogenerar el valor de las prácticas de ingeniería en sus vidas cotidianas y al abordar los desafíos a nivel comunitario.Esperamos que este DP te haya servido para incluir el intercambio de historias como una habilidad importante en tu aprendizaje de facilitador.

 ¡Felicidades! Has completado el Desarrollo Personal-Profesional del Educador DOT. Ahora estás listo para poner en práctica los conceptos de estos módulos en tu trabajo de educación informal.

español

Este material se basa en trabajos financiados por la National Science Foundation con la subvención DRL-1811617. Las opiniones, resultados y conclusiones o recomendaciones expresadas en este material son las de los autores y no reflejan necesariamente los puntos de vista de la National Science Foundation.